Última hora:
Toda la información oficial aquí

1930 / El comienzo de la hegemonía del Athletic

1930 fue el último año que vio a Miguel Primo de Rivera al frente del gobierno español (cayó en enero). Fue también el último año completo de reinado de Alfonso XIII y en el Campeonato de España dio inicio el comienzo de una hegemonía, la del Athletic Club.

El equipo de Bilbao conformó a finales de los años 20´un bloque de lujo liderado por el carismático técnico Mister Pentland. El técnico inglés contaba con jugadores de la talla de Castellanos, Blasco, Careaga, Chirri II, Muguerza, Garizurieta, el muy joven Iraragorri y Lafuente. Además tenía a su cargo una delantera mítica que aún hoy conocen los aficionado de corrido: Bata, Urquizu, Uribe, Roberto Echevarría, Unamuno y Gorostiza.

Ellos forjaron y consolidaron una hegemonía que se prolongó desde 1930 a 1934. Ese equipo, en 1930, se proclamó campeón de Liga sin perder un solo partido. En Copa llegaron a la final tras dejar en la cuneta al Racing (tras remontar un 3-0 en contra), a la Real, al Real Unión y al Barcelona en semifinales.

En la final esperaba el Real Madrid un 1 de junio, en Montjuic, ante 70.000 espectadores. Al partido asistió el rey Alfonso XIII acompañado de su esposa, la reina Victoria Eugenia, y el general Dámaso Berenguer, en ese momento jefe del gobierno en sustitución del recientemente dimitido Primo de Rivera. Un viaje que tuvo una parte deportiva y otra de carácter político: el rey buscaba tender puentes con la ciudadanía, potenciar la figura de su nuevo presidente del consejo y tender puentes con la sociedad civil. De hecho, durante el viaje el rey asistió en Barcelona a varios actos públicos:

Los blancos, campeones de la Región Centro, se plantaron en la final tras eliminar al Patria Aragón, al Arenas, al Valencia y al Español en las semifinales.

La finalísima fue emocionante, competida y llena de incidentes. El Madrid fue recibido con pitos y los vascos con una sonora ovación ya antes del arranque. Unamuno adelantó a los vascos cuando solo se llevaban 30 segundos de encuentro. Esto jugador fue de nuevo protagonista cuando cayó seriamente lesionado en el minuto 8.

Pese a su cojera, Unamuno no dudó en regresar al terreno de juego cinco minutos más tarde para ver como el Real Madrid empataba al cuarto de hora por medio de Lazcano. Pero el Athletic, gracias a un fuerte remate de Iraragorri, logró adelantarse de nuevo, tan solo segundos antes del descanso.

A un Unamuno renqueante se unieron las lesiones de Iraragorri, Gorostiza y la de Lafuente, lo que facilitó el empate blanco en el minuto 65, obra de Triana. Así se llegó a la prórroga.

En el minuto 115, Unamuno, con las facultades físicas mermadas, sacó fuerzas de flaqueza para enviar un balón a un Lafuente mareado. El extremo rojiblanco que se sostenía en pie gracias a una inyección de estricnina que él mismo pidió a los doctores, batió a Vidal y anotó el gol de la victoria.

Aún hubo tiempo para más. Fue un partido de muchos nervios, tensión sobre el terreno de juego y en la grada. Por ejemplo, Juan Deportista en el diario ABC comentó que se produjo “un incidente lamentable. Cerca de la línea de out Prats hace un faul a Chirri

Fuente: diario La Nación

y éste le responde con una patada. Antes de que el madridista pueda responder otro atlético le da un puñetazo, y la lucha se generaliza. Algunos espectadores … se lanzan al campo para tomar parte en la refriega. Los madridistas, viéndose acosados, se defienden todos… menos Rubio, que huye de unos cuantos perseguidores campo a traviesa. La Guardia civil interviene y despeja el terreno. El árbitro expulsa a Prats y a Chirri y el juego continúa”.

El propio rey Don Alfonso XIII fue el encargado de hacer entrega de la copa a Lafuente, como capitán, en medio de una atronadora ovación ya que el estadio de Monjuich fue claramente “rojiblanco” en esta ocasión y muy poco favorable al equipo blanco.

Fuente Mundo Deportivo (2 de junio de 1930)

Así lo denunció el diario madrileño ABC y lo reconoció el Mundo Deportivo (y justificó): “El público, desde el primer momento, demostró sus simpatías por los bilbaínos, pero cuando el Real Madrid puso en práctica las artes que ya contra el Español había esgrimido con éxito, cuando el respetable vió que, a los pocos minutos de juego, quedaba lesionado Unamuno y luego Iraragorri, y -poco después Lafuente, entonces quedaron en el inmenso Estadio pocas personas que no desearan ardientemente el triunfo de los rojiblancos”.

Bilbao se echó a las calles para recibir a los campeones y el 22 de junio se celebró una misa en la basílica de Begoña donde cantó la Sociedad Coral. Después, bailaron los espatadantzaris del Club Deportivo y, por la tarde, se bendijo la primera piedra de la Torre Madariaga.

FICHA DEL PARTIDO

ATHLETIC
Blasco, Castellanos, Urkizu, Garizurieta, Muguerza, Chirri II, Lafuente, Iraragorri, Unamuno I, Bata y Gorostiza.

REAL MADRID
Vidal, Torregrosa, Quesada, Prats, Esparza, Peña, Lazcano, Triana, Gaspar Rubio, Cosme y Luis Olaso.

Árbitro
Comorera

Goles
1-0: Min. 1; Unamuno 1-1: Min; 15; Lazcano, 2-1: Min. 45; Iraragorri. 2-2: Min. 65; Triana. 3-2: Min. 115 Lafuente.


Montjuïc. 1-VI-1930. 63 mil espectadores

Únete a la Familia del Fútbol de la RFEF

Únete a la Familia del Fútbol de la RFEF

¿Quieres que te avisemos cuando salgan a la venta las entradas de tu Selección? ¿Quieres recibir las últimas noticias sobre los próximos partidos? ¿Quieres recibir ofertas y promociones exclusivas? !Contamos contigo! Es muy sencillo, rellena este formulario y empezarás a formar parte de la familia del fútbol de la RFEF. ¡Bienvenid@!